La Copa Menstrual

Si has llegado hasta aquí es porque estás pensando en usar la copa menstrual, pero te abruman las dudas y no es para menos.

Sabemos que la menstruación es algo que vamos a tener durante casi toda nuestra vida, una vez al mes que va durar entre 4 días hasta 1 semana e incluso más dependiendo de cada persona. Todo esto nos resulta tedioso, son días que estaremos malas, con cólicos, con dolores de cabeza y encima le sumamos el engorro que supone estar con compresas y tampones.

En mi opinión personal, os digo que para mi fue el mejor descubrimiento de mi vida, estás pensando… Shamara… no alucines, pero sí, lo siento. Ahora mismo no pienso en «me va a bajar la regla, otra vez a cambiarme 50 veces y llevar el bolso lleno de tampones». Para mi se ha convertido en algo que tengo una vez al mes pero no me supone un problema (afortunadamente yo no tengo muchos dolores, si no, se pasa realmente mal)

Antes de usar la copa, pensaba que no me vendría bien porque tenía mucho flujo, gastaba tantos tampones que pensaba que se me iba a desbordar y eso parecería la matanza de texas, pero realmente no es así, tenemos el concepto de que «manchamos mucho» porque tanto las compresas como los tampones lo que hacen es hincharse para absorberlo todo pero rápidamente se llenan.

Con la copa, esto no sucede y aunque realmente tengas mucho flujo, la duración es mayor siempre.

Las principales ventajas de la copa:

  • Durabilidad: una copa menstrual puede durarte hasta 10 años por lo que no tienes que estar comprándote una cada mes.
  • Hipoalergénica: No contiene ningún componente alérgeno, está hecha con silicona que además es totalmente flexible y no nos reseca la zona.
  • Dormir con ella: puedes dormir tranquila con la copa, aguanta prácticamente toda la noche sin desbordarse, aunque por la noche nos movemos sin darnos cuenta e igual si puede haber alguna fuga, pero nada que ver con cualquier otro método que usemos.
  • Duración de 4 a 6 horas

Algunas desventajas:

Aunque creo que no es realmente una desventaja, si no, simplemente tenemos que aprender a cómo usarla y como limpiarla adecuadamente pero quiero especificar todos los pros y los contras que puedes encontrarte.

  • Ponérsela: Esto puede ser una odisea las primeras veces, hasta que encuentras la manera correcta y más fácil para ti de colocarla. Una vez superado esto, te la pondrás en un pis pas.
  • Quitársela: En el caso contrario está quitársela, tenemos que recordar que la copa menstrual está sujetado por nuestros músculos por lo que debemos realizar un poco de fuerza para sacarla y dejar un espacio de aire cuando la cogemos para que salga sin problemas.
  • Cambio: cuando estamos en casa o en baños donde tenemos un lavabo a mano, no supone un problema a la hora de cambiarse, retirar la sangre en el wc y después limpiar con agua y volver a ponernosla, el problema viene sobre todo en baños públicos. Yo os recomiendo llevar toallitas y/o una botellita de agua para limpiarla y volver a ponértela limpia. Si no podéis tampoco os preocupéis , pero acordaros de limpiarla una vez esteis en casa.

Como veis son muchas las ventajas que nos da y la tranquilidad para esos días que no estamos para «farolillos» al menos, que nos hagan la vida más fácil.

Puedes comprarla aquí: tu copa menstrual.

Deja un comentario si tienes cualquier duda 🙂