Por qué deberías pasarte a la cosmética natural

cosmética natural
cosmeticos 
tóxicos
parabenos

Hoy en día se siguen utilizando (y más de lo que creemos) químicos para crear productos cosméticos, los cuales son muy perjudiciales para nuestra salud y no nos aportan ningún beneficio, entonces ¿para qué usar un producto que se supone que debe ayudarnos, pero su acción es todo lo contrario?.

En los últimos años, hemos creado más conciencia sobre este tema y son muchas las personas las que hemos decidido pasarnos a la cosmética natural, a la cosmética «de siempre».

Pero, ¿sabríais reconocer que productos son los más nocivos y están presentes en nuestros cosméticos más habituales?. En este post os vamos a señalar los más comunes para que sepáis identificarlos en las etiquetas y podáis escoger el mejor producto para vosotros y vuestra salud y por supuesto, para el medio ambiente.


  1. Los sulfatos: Los sulfatos son químicos que se utilizan principalmente para la realización de champús, geles, jabones… es lo que provoca esa espuma al pasar al contacto con el agua (si vuestro champú hace mucha espuma, preocuparos).

El sulfato más utilizado es el lauril sulfato de sodio, este sulfato contiene 1,4-dioxano, un compuesto que puede ser cancerígeno.


2. Triclosán: es muy usado por sus propiedas antibacterianas, pero es muy, muy perjudicial tanto para nuestra salud como para el mar y sus organismos. Se suelen utilizar en jabones, pasta de dientes y desodorantes.


3. Formaldehídos: más conocido como formol, se utilizan normalmente para conservar los productos cosméticos y tengan por lo tanto una mayor duración (los cosméticos naturales tienen una fecha de caducidad más pronta que uno químico). Pueden provocarnos irritaciones o asma, además de ser otro producto cancerígeno.


4. Parabenos: con los parabenos hay mucha controversia, ya que la mayoría de asociaciones científicas consideran que son «seguros» pero a largo plazo pueden provocarnos problemas por ser también, cancerígino.

En este post se explica con más amplitud que son y de donde surge este problema.


5. Compuestos de Polietilenglicol (PEG): los podemos encontrar en las etiquetas como «etil» o «glicol» y se suelen utilizar en productos con textura en crema. Estos también, son cancerígenos.


6. P-fenilendiamina: muy utilizado en tintes permanentes y varios tipos de maquillaje (ya no nos gusta tanto este efecto mate de los labiales, eh). Se suelen detectar en las etiquetas con este nombre C.I. 76060.


7. Petrolatum: es muy, muy utilizado este químico en miles de productos, es muy cancerígeno, ya es un derivado del petróleo. Además, usarlo estando embarazada puede provocar asma en el niño.


8. Perfumes: se utilizan más de 3000 químicos para crear fragancias, increíble, ¿verdad? pero nunca especifican, cuál es y es muy difícil identificarlos. Pueden provocar alergia, asma, migraña e irritaciones


Como veis hay demasiados químicos en la mayoría de los productos y estos son solo una parte, debemos ser conscientes de ello e intentar evitarlos.